Para añadir un poco de depuración en el shell script solo tengo que empezar el fichero con la línea

#!/bin/bash -x

Es parecido al echo on de MS-DOS.